Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘capítulo 2’

DESCUBRIMIENTOS

Despierta. Abre los ojos lentamente, con trabajo. ¿Ya es la hora de ir a trabajar? No, no está en casa ¿Dónde se encuentra? Esa no es su cama, ni su habitación. De hecho, no sabe dónde está ni cómo ha llegado allí ¿Es acaso un sueño? ¿Sigue dormido todavía? Sin embargo hay un detalle que le sobresalta sobremanera, un detalle que hace que todo esto no sea un sueño sino que lo que le está pasando es muy real. Tiene las manos manchadas de sangre, y no solo las manos, la ropa e incluso las blancas paredes de la habitación están pintadas de rojo bermellón ¿Qué es lo que ha sucedido? Pero lo más impresionante de todo es que a su lado reposan los cadáveres de dos enfermeros, decapitados ¿Quién ha hecho esto? ¿Y por qué a él no le habían hecho nada? De hecho ¿cómo había permanecido dormido mientras algo así ocurría en su habitación? Confuso, desorientado, e incluso, un poco asustado, se encamina hacia la puerta abierta de la habitación. Cuando sale, descubre otra sala más grande, igualmente destrozada pero, en este caso la situación es con mucho, peor. No solo hay sangre en abundancia repartida por toda la estancia, sino que los cuerpos de otros dos enfermeros descansan en el suelo, también decapitados. Muebles destrozados y dos monitores rotos son el resto de cosas que quedan a la vista, de no ser por el hecho de que debajo de uno de los monitores, asoman unas hojas de papel cuya presencia Víctor detecta rápidamente. Dirigiéndose a ellas las coge y ojea con curiosidad pudiendo leer lo siguiente:

Sujeto: Víctor quince

Estado: Iniciado

Tratamiento: Potenciador dos veces al día

Habilidades: Ninguna apreciada

Peligrosidad: Baja

Fecha implantación de recuerdos: 17—7—2005

Víctor lee perplejo lo que parece ser su ficha de algo que no alcanza a comprender. Datos que no entiende ni puede recordar nada lo que ahí se dice. El resto de hojas recogen sus características físicas, grupo sanguíneo y un extraño nivel de compenetración cuyo valor es ochenta y cinco. No entiende nada, pero está dispuesto a averiguar que le ha sucedido. Sin más que mirar por allí y, asqueado ante la visión de los cuerpos decapitados, abre la puerta que da al pasillo central del complejo. Antes de salir asoma la cabeza, y, con miedo, mira a uno y otro lado esperando no encontrar nada. Cuando todo parece seguro y tranquilo, Víctor sale para recalar en un pasillo igualmente decorado con sangre y algún que otro cadáver yaciendo en el suelo. Víctor se pregunta qué ha podido pasar y cómo es que sigue habiendo tantos muertos por allí. Lo único que tiene claro de momento es que ha de salir de ahí, y volver a casa donde sin duda su novia le espera preocupada. Ni siquiera sabe cuánto tiempo ha pasado allí, lo último que recuerda es que volvía a casa del trabajo.

Con estos pensamientos encamina sus pasos en dirección este. Durante varios metros lo único que puede ver son cuerpos sin vida y charcos de sangre en el suelo y paredes. Entonces aparece ante él una puerta igual a la que acaba de atravesar para salir de la sala donde despertó. Curioso, decide abrirla y entrar. Lo que ve es una sala idéntica a la que hace poco ha abandonado, con la diferencia de que esta está ordenada y sin sangre y cadáveres tirados por ahí. Un cristal se sitúa enfrente y permite a Víctor ver lo que hay al otro lado de la sala. Lo que Víctor ve es a un hombre muy similar a él sentado en una cama, pensativo. Delante del cristal hay una mesa con dos monitores a semejanza de la sala anterior, como en todas las salas, donde unas hojas descansan. Víctor las coge y ojea como hizo antes leyendo lo siguiente:

Sujeto: Víctor uno

Estado: Avanzado

Tratamiento: Observación

Habilidades: Desarrollo de la vista

Peligrosidad: Ninguna

Fecha implantación de recuerdos: 14—11—2000

Confuso por lo que acaba de leer, Víctor decide abrir la puerta y hablar con el individuo de la habitación a ver si puede sacar algo en claro de todo esto. Su sorpresa es mayúscula al descubrir que el hombre que tiene enfrente es físicamente idéntico a él, su rostro, su estatura, incluso su corte de pelo es exacto. Sin embargo, no es Víctor el único sorprendido ante este hecho asombroso, ya que el otro hombre se encuentra en su misma situación. Tras unos segundos de mutuo asombro, Víctor pregunta primero:

¿Quién eres?

Mi nombre es Víctor ¿Puedo irme ya de aquí? Me dijeron que hoy me darían ya el alta.

Espera ¿Te llamas Víctor igual que yo?

Sí —responde el nuevo Víctor— ¿Te conozco? ¿Cómo es que eres igual que yo?

No lo sé. Yo estoy tan sorprendido como tú. No sé ni dónde nos encontramos, desperté hace un rato y no entiendo cómo he llegado aquí.

Esto es un centro de control de enfermedades, a mí me aislaron porque tenía un problema grave en los ojos, según me dijeron —dice Víctor uno— ¿Cómo has entrado en la habitación? Se supone que está cerrada.

No lo sé, la puerta estaba abierta y en la sala contigua encontré esto.

Víctor quince le enseña a Víctor uno el informe que acaba de encontrar al lado de los monitores y este lo lee despacio.

¿Qué es esto? ¿Habla de mí? —pregunta Víctor uno.

Eso parece. Yo encontré uno parecido en la sala de al lado de la habitación en la que desperté.

¿Y qué significa eso de Víctor uno? Yo me llamo Víctor a secas.

No lo sé, en mi informe ponía Víctor quince. ¿No te parece mucha casualidad que nos llamemos igual y seamos físicamente gemelos?

Sí, la verdad es que esto es muy sospechoso. ¿Qué crees que pasa?— pregunta Víctor uno.

No lo sé, pero si te llaman Víctor uno y a mi Víctor quince tal vez existan más personas como nosotros en otras habitaciones.

¿Insinúas que están experimentando con nosotros o algo así? Porque a mí esto de que nos pongan número me suena a algo de ese estilo.

No lo sé, pero la única manera de averiguarlo es registrando todo el recinto. Además, hay otra cosa que me preocupa.

¿De qué se trata? —pregunta Víctor uno denotando cierta preocupación en su tono de voz.

Cuando desperté encontré sangre en las paredes y a varios enfermeros muertos. Al salir al pasillo la escena se repitió. Estaba todo lleno de sangre y cadáveres.

Joder, ¿Qué ha pasado aquí?

Ni idea, yo debía estar dormido o inconsciente cuando sucedió. ¿Tú no viste o escuchaste algo?

Que va, desde aquí dentro no se puede oír nada.

Bueno —comienza Víctor quince–. Entonces lo único que podemos hacer es salir al pasillo y buscar a alguien que nos ayude.

Estoy de acuerdo, a mí esto me parece un sueño, un mal sueño.

Y que lo digas —añade Víctor quince mientras ambos abandonan la habitación y salen al pasillo central.

Yo vine por ahí —señala Víctor quince indicando el lugar del que llegó–. Lo lógico es continuar en la otra dirección, seguir el camino que empecé.

Dicho esto los dos Víctor recorren el pasillo encontrando a su paso más sangre y algún que otro cuerpo decapitado. Al rato llegan a una puerta blanca igual a las que conducen a las salas donde ellos se encontraban. La abren y entran en una sala más bien conocida por ambos ya que es exactamente igual a todas las demás. Todo es igual, incluido el informe al lado de los monitores.

Nombre: Víctor dos

Estado: Avanzado

Tratamiento: Observación

Habilidades: Regeneración de la piel

Peligrosidad: Ninguna

Fecha implantación de recuerdos: 28—12—2000

Con el informe en la mano ambos Víctor entran en la nueva habitación donde les espera un hombre físicamente idéntico a ellos. Este se sorprende, pero tanto Víctor uno como Víctor quince se asombran menos y enseguida comienzan a hablarle:

Antes de que digas nada —dice Víctor quince—, ¿Cómo te llamas?

Víctor —responde el hombre.

Joder —masculla Víctor uno–. Esto no puede ser real.

¿Qué sucede? —pregunta Víctor dos—. ¿Quiénes son ustedes? ¿Puedo irme ya? Me dijeron que podía irme hoy. ¿Por qué son idénticos a mí?

A ver, despacio —dice Víctor quince–. Vamos a aclarar todo lo que podamos ahora antes de salir de esta habitación, ¿de acuerdo?

De acuerdo —responde Víctor uno.

Sí, vale, solo quiero saber qué sucede —dice Víctor dos.

A ver Víctor —dice Víctor quince dirigiéndose a Víctor dos–. Estás aquí porque dicen que tienes una enfermedad de la piel, ¿verdad?

Sí.

¿Cómo lo sabes? —pregunta Víctor uno.

En el informe dice en el apartado de habilidades que posee regeneración de la piel.

¿Qué informe? —pregunta Víctor dos.

Víctor uno, que lleva en la mano el informe, se lo enseña, y, mientras Víctor dos lo lee, Víctor quince le pregunta:

¿Sabes si tienes esa habilidad de regeneración de la piel?

No, yo nunca he notado nada.

¿Y tú, notas algo en la vista? —le pregunta a Víctor uno–. En tu informe decía desarrollo de la vista.

No he notado nada raro. Por cierto, ¿qué ponía en el tuyo?

Ninguna apreciada, eso es lo que ponía.

Joder —interrumpe Víctor dos–. Aquí tienen todos mis datos, mi altura, mi peso, grupo sanguíneo, todo.

Sí, y me he fijado en que son los mismos que los míos en todo —añade Víctor uno–. Es como si fuésemos gemelos, clones incluso.

¿Clones? Yo no soy clon de nadie —dice Víctor dos–. Yo tengo una vida fuera de aquí, a mí nunca me han clonado. De hecho, volvía del trabajo cuando me desmayé y me trajeron aquí.

¿Eres contable? —pregunta Víctor quince.

Sí, ¿cómo lo sabes?

¿Y tienes una novia que se llama Susana?

Sí, pero…

Y apuesto a que tú me responderías lo mismo —le dice a Víctor uno.

Joder, sí, ¿cómo es posible? ¿Qué me han hecho? —pregunta asustadísimo Víctor uno.

Puede que el último punto de los informes nos aclare eso —dice Víctor quince.

¿Cuál es el último punto? —pregunta Víctor dos mientras lo busca desesperado.

Fecha de implantación de recuerdos —responde Víctor quince–. Nos han hecho algo en la cabeza, estoy seguro.

Pero aquí dice que a mí me los implantaron en el 2000 y yo llevo aquí solo tres días, en el 2000 yo estaba en…

En Italia donde conociste a tu novia, ¿verdad? —pregunta Víctor quince siendo consciente de la respuesta que va a obtener–. Y estoy seguro de que al que llaman Víctor uno también recuerda lo mismo.

Sí joder, ¿qué nos han hecho?, ¿qué somos?

Bueno —comienza Víctor quince que, de alguna manera, se ha convertido el líder de todos ellos–. Lo único que podemos hacer desde mi punto de vista es registrar hasta el último rincón de esta instalación y, si hay más como nosotros, como sugiere la numeración, liberarles y ayudarnos mutuamente a descubrir la verdad.

Tanto Víctor uno como Víctor dos asienten y reconocen que no solo es lo mejor, es lo único que pueden hacer. Una vez advierten a Víctor dos sobre lo que se va a encontrar en el pasillo, salen y continúan en dirección este.

Durante la siguiente media hora van entrando en diversas habitaciones encontrando más hombres iguales a ellos con la salvedad del número que se les atribuye en el informe. Según se encuentran a uno nuevo le cuentan todo lo que saben y parten en busca del siguiente. Víctor uno se encarga de recoger todos los informes y de llevarlos consigo por si pueden llegar a ser de alguna utilidad. Los informes encontrados son los siguientes:

Nombre: Víctor tres

Estado: Avanzado

Tratamiento: Observación

Habilidades: Memoria ilimitada

Peligrosidad: Ninguna

Fecha implantación de recuerdos: 2—3—2001

Nombre: Víctor cuatro

Estado: Avanzado

Tratamiento: Observación

Habilidades: Desarrollo del oído

Peligrosidad: Ninguna

Fecha implantación de recuerdos: 8—6—2001

Nombre: Víctor cinco

Estado: Avanzado

Tratamiento: Pruebas de habilidad

Habilidades: Cambio temperatura corporal

Peligrosidad: Baja

Fecha implantación de recuerdos: 20—9—2001

Nombre: Víctor seis

Estado: Desarrollo

Tratamiento: Pruebas de habilidad

Habilidades: Elasticidad de los huesos

Peligrosidad: Baja

Fecha implantación de recuerdos: 5—5—2002

Nombre: Víctor siete

Estado: Desarrollo

Tratamiento: Observación

Habilidades: Desarrollo del olfato

Peligrosidad: Ninguna

Fecha implantación de recuerdos: 10—10—2002

Nombre: Víctor ocho

Estado: Desarrollo

Tratamiento: Pruebas de habilidad

Habilidades: Elasticidad de los músculos

Peligrosidad: Baja

Fecha implantación de recuerdos: 3—2—2003

Nombre: Víctor nueve

Estado: Desarrollo

Tratamiento: Observación

Habilidades: Sentido del radar

Peligrosidad: Ninguna

Fecha implantación de recuerdos: 11—12—2003

Nombre: Víctor diez

Estado: Desarrollo

Tratamiento: Observación

Habilidades: Regeneración de tejidos

Peligrosidad: Ninguna

Fecha implantación de recuerdos: 5—5—2004

Nombre: Víctor once

Estado: Iniciado

Tratamiento: Observación

Habilidades: Conocimientos avanzados sin aprendizaje

Peligrosidad: Ninguna

Fecha implantación de recuerdos: 7—9—2004

Nombre: Víctor doce

Estado: Iniciado

Tratamiento: Potenciador una vez al día y regenerador dos veces al día

Habilidades: Degeneración del tejido

Peligrosidad: Ninguna

Fecha de implantación de recuerdos: 1—3—2005

Nombre: Víctor trece

Estado: Iniciado

Tratamiento: Tranquilizantes tres veces al día

Habilidades: Fuerza superior

Peligrosidad: Media

Fecha implantación de recuerdos: 3—4—2005

Nombre: Víctor catorce

Estado: Iniciado

Tratamiento: Observación

Habilidades: Ninguna

Peligrosidad: Ninguna

Fecha de implantación de recuerdos: 7—6—2005

Los quince Víctor han registrado todas las habitaciones de control en donde se encontraban ellos, y las cinco restantes que parecen ser habitaciones de descanso del personal de la planta. Lo único que queda por hacer es coger el ascensor y registrar ahora otra planta. Como son muchos para entrar, deciden separarse en dos grupos y, visto que hay dos plantas más que registrar, cada grupo buscará una. Los Víctor del uno al ocho son los primeros en ir, su destino la planta dos.

Read Full Post »